Espacio Itaca logotipo, ir al inicio
11
ABR
2018

Dime qué tipo de familia tienes y …¡ te abriré un mundo de posibilidades !

¿Te atreves a descubrir qué tipo de familia sois?

Antes de hablar de “Familia”, tenemos que saber qué es (C.Sluzki):

“Un conjunto de miembros en interacción,  que se organizan de manera estable y estrecha, en función de necesidades básicas y que tienen una historia  y un código propios que le otorgan singularidad. La familia es el sistema cuya cualidad emergente excede la suma de las individualidades que la constituyen”.

 

Aquí ya puedes empezar a reflexionar:

  • ¿Interaccionáis…pero de qué modo?

  • ¿Os organizáis…pero…cómo?

  • ¿Tenéis historia…cuál?

  • ¿Existe un código…cuál es vuestro código?

  • ¿Qué características tenéis? ¿Cuál es vuestra singularidad?

 

Si entendemos este concepto y empezamos a reflexionar al respecto de estas cuestiones, seguramente ya se está moviendo algo en ti. Y esto es buena señal, porque te estas colocando frente a tu familia y empiezas a mirarla y observarla… y casi sin querer: cuestionarla.

 

¡ ES NATURAL ! No hay que alarmarse, no vamos a “etiquetar” a tu familia como la “peor”, sino como la que es. Y vamos a aceptarla y cuidarla como merece, porque si algo tenemos claro, es que todas lo merecen.

 

 

¿Quieres descubrir qué tipo de familia tienes? Responde a las siguientes cuestiones:

  • Tienes que pensar que el tipo de familia es la IMAGEN IDEAL de tu familia.

  • Sin hablarlo explícitamente, es una IMAGEN ACORDADA por todas las personas que conforman tu familia.

  • ESA IMAGEN ESTÁ CONSTRUIDA A TRAVÉS DE PRINCIPIOS, así que responde: ¿Qué principios fundamentales organizan tu familia y al mismo tiempo la representan?

  • Si te resulta más fácil, busca las CONVICCIONES COMPARTIDAS POR TODAS LAS PERSONAS QUE FORMAN PARTE TU FAMILIA. (Busca aquellas por las que se desarrolla la identidad de tu familia).

  • Sino las encuentras, BUSCA EN LA “HISTORIA” DE TU FAMILIA. (Esta “historia” es justamente la que os ha servido para saber cómo vivir y adaptaros a la realidad interna y externa de la familia).

  • NOMBRAR EL “TIPO” DE FAMILIA QUE TIENES PUEDE SER TABÚ PARA TU PROPIA FAMILIA. Y romper con “el tipo/mito” de familia que sois, o cuestionar las reglas secretas puede ser desleal y convertirte en la “oveja negra”. (Ferreira,1980)

 

Y la última pista: EL TIPO DE FAMILIA QUE SOIS, TE GUSTE O NO, OS MANTIENE EN EQUILIBRIO.

 

¿Lo tienes? Si aún no sabes qué tipo de familia tienes, te proponemos algunas más comunes ( Partiendo de la lista de “Mitos” familiares de Luis Santiago Almazán (Psicólogo, terapeuta familiar):

 

TIPO 1: “LA FAMILIA PERFECTA”.  

HACEMOS SIEMPRE TODO CON PERFECCIÓN. EN MI FAMILIA NO SE ADMITEN LAS IMPERFECCIONES.

 

 

 TIPO 2: “LA FAMILIA FELIZ”.

¡SOMOS TAN FELICES! ¿Quién dijo tristeza? ¡En nuestra familia no  sabemos qué es!

 

 

TIPO 3: “LA FAMILIA CON MALA SUERTE”.

A nuestra familia las cosas no le pueden ir bien…

 

 

TIPO 4: “LA FAMILIA RESPONSABLE”.

En nuestra familia siempre hemos sido muy responsables.

 

 

TIPO 5: “LA FAMILIA ESTUDIOSA”.  

Quien no tiene estudios no es nadie.

 

 

TIPO 6: “LA FAMILIA DEL “NUNCA PASA NADA””. 

Nadie puede enfadarse ni tener problemas, porque en nuestra familia no existen los problemas.

TIPO 7: “LA FAMILIA DE “NOS PASA DE TODO””. 

Siempre hemos sido víctimas de circunstancias adversas.

 

 

TIPO 8: “LA FAMILIA SOLIDARIA”.

Hay que estar siempre en disposición de volcarse en los demás. 

 TIPO 9: “SOMOS DIFERENTES”.

Nuestra familia es mejor que las demás.

 

 

Una vez que sabes qué tipo de familia tienes, ¿Quieres saber cuál es tu mundo de posibilidades?

 

Para ello, observa si las siguientes características básicas las cumples o bien

¡ hay cosas por atender !:

 

  • ¿Tu familia supone un soporte emocional para ti?

  • ¿Promueve la individualidad y autonomía de cada miembro?

  • ¿Os apoyáis?

  • ¿El poder es compartido?

  • ¿Se diferencian la parte adulta de la infantil? (Para familias con hijxs)

  • ¿Existe diálogo?

  • ¿Los mensajes son claros?

 

¡Si es así ¡ ya tienes un mundo de posibilidades ante ti maravilloso, de crecimiento personal, identidad y seguridad familiar. Si tienes dudas, presta atención a las siguientes alarmas:

 

ALARMAS:

  • ¿Alguien monopoliza las conversaciones, decisiones, cambios…?

  • ¿El poder lo ejerce solamente una persona, es rígido, inflexible y perverso?

  • ¿No se promueve la individualización?

  • ¿No se delega?

  • ¿No están claros los roles, límites, reglas…?

  • ¿La organización es difusa?

  • ¿Existen relaciones opuestas rigidizadas?

  • ¿La comunicación es perturbada, confusa, paradójica y con mensajes contradictorios?

  • ¿No se permite ni se facilita la expresión emocional?

  • ¿El clima es sofocante e intolerable?

  • ¿La capacidad de cambio es escasa?

 

¡SI TIENES CUALQUIERA DE ESTAS ALARMAS, NO DUDES EN PEDIR AYUDA!

Acudir a Intervención Familiar es apostar por un aprendizaje que dura toda la vida, elimina contracturas, previene dolencias futuras y asegura el bienestar en todas las personas que conforman la familia.

Sabemos que a veces, aunque se está mal, se está en equilibrio. Porque nos hemos acostumbrado, se nos da bien discutir por ejemplo al igual que otras familias están acostumbras al desorden, estados de tristeza, distancia entre sus miembros…(todos los tipos de familias que antes he dicho) y en definitiva, se convierte en el equilibrio familiar de siempre.

Y termina asustando más el cambio para mejorar que los conflictos/situaciones diarios. Para ello, en Espacio Ítaca tenemos la fórmula idónea:

EL CAMBIO EN UN AMBIENTE SEGURO.

 

Nuria Embid, TRABAJADORA SOCIAL (Nº de colegiada 2600)

Si quieres ser una familia que funciona y que se encuentra bien, pase lo que pase, contacta: info@espacioitaca.com

 

 

Da tu opinión

*

captcha *