Espacio Itaca logotipo, ir al inicio
14
MAR
2017

Reunión con Turid Rugaas y membresía en la Pet Dog Trainers of Europe PDTE

El sábado 11 de marzo de 2017 para Espacio Ítaca fue un día muy importante, teníamos una cita con Turid Rugaas, educadora y adiestradora canina referente a nivel internacional.

Si en alguna ocasión has buscado información sobre perros es muy probable que te hayas encontrado con trabajos y libros de Turid, mujer Noruega que lleva unas 50 vueltas al mundo formando a profesionales y ayudando a asociaciones y particulares de todo el mundo.

Sin duda el trabajo más importante y más conocido de Turid ha sido el estudio a lo largo de muchos años de “las señales de calma”, los sistemas de comunicación gestual, física y comportamental de los perros, a través del cual podemos entender mejor sus emociones, sus relaciones con otros perros o con las personas o el estrés que están viviendo.


Pero no menos importantes son sus estudios sobre las etapas de desarrollo de los perros, el dolor en los perros y cómo ayudarles, la importancia del uso del arnés y su diseño correcto, trabajos de olfateo para estimulación y rehabilitación de perros… 

Para Espacio Ítaca es sin duda la figura más relevante del mundo canino a nivel internacional, una persona que de una forma natural y sin estridencias ha ayudado a millones de personas a entender a los perros tal como son y a relacionarse de una forma adecuada con ellos. Para nosotros siempre será “La abuelita canina”, un mote cariñoso que le pusimos en 2014 cuando la conocimos por primera vez.

¿Cómo acabamos conversando 2 horas con Turid? 

En septiembre de 2016 nuestro educador canino, Raúl Hueso, asistió al congreso de la Pet Dog Trainers of Europe (PDTE) en Barcelona, donde además presentamos nuestro estudio ¿Qué sabemos de perros? ganando el premio al mejor póster presentado.

La asociación PDTE reúne a profesionales relacionados con el mundo canino de todo el mundo, en la actualidad 24 países tienen algún representante entre sus miembros.

El código ético de la PDTE describe las normas de trabajo y profesionalidad de los miembros, todas muy interesantes pero destacamos algunas de ellas:

  • Debe existir un aprendizaje continuo y una mejora profesional a lo largo de toda la vida, ayudando además a otros a formarse.
  • Promover actívamente la formación responsable, ética y del bienestar de los perros.
  • Fomentar los comportamientos naturales de los perros, permitirles elegir y darles opciones.
  • Nunca aplicar o fomentar el castigo ni físico ni emocional en los perros.
  • Enseñar sobre bienestar y necesidades de los perros.
  • Uso de materiales adecuados y respetuosos, no realizar actividades dañinas para los perros
  • Trabajar junto a veterinarios, fisioterapeutas… ante la sospecha de problemas en la salud del animal
  • Tratar a todos las personas con respeto, independientemente de las capacidades y/o comportamientos de sus animales
  • Registrar y evaluar todos los casos
  • Nunca respaldar a quienes realicen un trato inadecuado con los animales de cualquier manera

 

Todas estas y las demás normas del código ético no solamente las cumplimos sino que además añadimos alguna más en nuestros protocolos de trabajo y de colaboración con profesionales, empresas u otras entidades.

Conocer a algunos de los miembros de la asociación en el congreso de 2016 en Barcelona nos permitió confirmar que compartíamos la visión sobre los perros, cómo son los perros, cómo relacionarnos con ellos y como trabajar con ellos y para ellos.

Para ser miembro de la PDTE debes ser aceptado y para ello debes realizar un cuestionario en el que valoran si cumples con los objetivos y el código ético de la asociación, por supuesto en inglés, el idioma oficial de la asociación.

Raúl Hueso fue muy sincero en el cuestionario, describiendo que además del trabajo de educación canina realizábamos Intervenciones Asistidas con Animales (IAA), siendo consciente de su a priori rechazo por ello, algo que compartimos y también rechazamos en aproximadamente el  90% de los casos y por lo que luchamos día a día, para que jamás las IAA sean a costa de ningún animal. Recientemente publicamos un artículo sobre ¿Qué son las IAA y cómo deben llevarse a cabo?

Las respuestas que puedes obtener es SI estás admitido, NO estás admitido, o la que nosotros recibimos:

 “Después de una cuidadosa consideración por la Junta no nos sentimos en este momento que sea apropiado ofrecerle la pertenencia a la PDTE. Sin embargo, los miembros de la Junta tenemos muchas esperanzas de que considere una oportunidad de encuentro con Turid Rugaas y tener la oportunidad de charlar con ella.
Si desea aceptar la oportunidad de encuentro con Turid por favor respóndeme y te comunicaré las fechas de su disponibilidad.”

 

Sin duda la mejor respuesta que podíamos obtener, aunque en un primer momento nos sentimos contrariados por el no inicial, nos dimos cuenta de que era una oportunidad única para conversar con Turid y explicarle cómo es nuestro trabajo y cómo para nosotros es la relación que deberíamos tener con los perros.

¿Cuántas personas pueden tener esta oportunidad?

¿Cuántas veces la íbamos a tener en nuestra vida a nuestro lado escuchándonos y aprendiendo de ella?

Llegó el día y llegó la hora de reunirnos con Turid Rugaas, 11 de marzo 18:30, Mataró (Barcelona)

Llegamos y nos encontramos con Nuria Janeiro, representante de la PDTE en España y socia fundadora de Canidos, que nos hará el favor de traducir la conversación para eliminar nuestro problema actual con el idioma y una de las alumnas del curso internacional de educación canina de Turid Rugaas (Inma), nos dicen que enseguida bajará Turid.

(A partír de aquí la conversación la relataremos a través de Raúl, en primera persona)

Conversamos un par de minutos sobre la experiencia del curso internacional con Turid y de repente, aparece Turid Rugaas a mi lado, se sienta en la silla contigua a la izquierda y con muchos nervios le digo en inglés que  es un honor que me reciba y poder hablar unos minutos con ella, muchas gracias.

En ese momento tengo ganas de hacer dos cosas, pero ninguna de ellas son posibles, la primera abrazarla y la segunda salir corriendo.

Sin duda es una suerte y un placer para mí estar entre dos mujeres que admiro y respeto, Turid a mi izquierda y Sandra Sánchez a mi derecha, una me provoca nerviosismo y la otra lo calma, pero ambas para mí son muy importantes como profesional.

Turid es una mujer cuya presencia no delata que es una persona muy importante, es una mujer sencilla, va vestida con ropa cómoda, sin maquillar, sin abalorios, sin adornos… no los necesita, sus dos coletas a los lados, sujetas con una gomita roja, como podría ir peinada una niña para ir al colegio, forman parte de su identidad.

Poco ha cambiado en Turid desde que la conocí en 2014, pero mi percepción sobre ella como persona y como profesional sí ha cambiado en estos 3 años, y mucho.

La primera vez que yo la conocí tenía mucha ilusión por saber de ella y de su experiencia, pero no más que con otros ponentes para los que he reservado plaza en sus formaciones.

Pero Turid no es un ponente más, Turid fue sin duda la responsable de que yo hoy disfrute observando a cada perro que me encuentro y de que me sienta muy orgulloso de ayudar a muchas familias humanas y perrunas, a mejorar su calidad de vida.

En aquella ocasión sentí que quien me hablaba, quien me ofrecía sus conocimientos y experiencia, era una persona cercana, que con naturalidad nos contaba lo que ella sabía de perros y cómo había evolucionado a través de sus años. Conocimientos y experiencia con mucha verdad y llenos de sinceridad, lo que yo sé es esto y lo que yo no sé no te lo puedo responder, averígualo y compártelo con nosotros en el futuro.

Tras aquella primera experiencia con Turid volví a casa con la sensación de haber aprendido a entender a los perros, hoy tocaba devolverle el favor a Turid y compartir con ella alguna de mis ideas sobre los perros.

 

2 horas hablando con Turid Rugaas

Comenzamos hablando sobre mis dificultades para conversar en inglés, me pregunta si creo que es un hándicap para pertenecer y colaborar con una organización cuyo idioma oficial es el inglés. Le digo que por supuesto y que estoy en ello para en un futuro poder asistir a formaciones en el extranjero y quien sabe si en algún momento realizarlas yo en inglés.

Su primer Ok!

Debo aclarar de que cada ok de Turid va acompañado de una sonrisa, es un ok sincero, agradable e ilusionante, en cambio si no hay un ok su gesto es claro y no oculta su contrariedad. Es una mujer a la que es muy fácil leer su comunicación, para cuando eran traducidas sus respuestas en la mayoría de las ocasiones estaba ya claro desde su comunicación no verbal lo que había opinado.

Turid: ¿Cuéntame a qué te dedicas profesionalmente con los perros?

Raúl: hay dos facetas, para mí igual de importantes y que en ambas mantengo el mismo listón sobre el bienestar y el comportamiento natural de los perros. Le hablo de nuestro trabajo en las IAA y de cómo ayudo a muchas familias y perros a convivir felizmente mejorando su calidad de vida.

Turid: amplíame la información sobre lo de los perros de asistencia, ¿vendes perros adiestrados o enseñas a las personas a adiestrarlos?

Raúl: Ohh, no Turid creo que hay una confusión. Procedo a explicarle lo que son las IAA y cómo nosotros las realizamos.

Le encanta lo que le cuento, sonríe, dice OK muchas veces, me pregunta alguna cosa y me dice que bien, así sí que me gusta.

Turid: ¿Y cómo sabes que un cachorro va a ser un buen perro de terapia? ¿Y si no lo es?

Raúl: Le explico que yo no educo a un perro de terapia para tal o cual trabajo, sino que yo educo un perro, le acompaño y le preparo para ser lo más perro posible, para ser el perro más feliz del mundo y cuando el perro muestra lo que le gusta o no le gusta, lo que se le da bien o regular y sobre todo lo que es capaz de gestionar o no, entonces es cuando yo busco el trabajo adecuado para ese animal, diseñando los proyectos y las sesiones específicamente para que el perro sea feliz acompañándome a mí y a los profesionales en su participación en las IAA.

También le muestro parte de nuestro estudio del bienestar en los animales de IAA, cómo evalúo cada una de las sesiones, qué datos tenemos en cuenta…

Le encanta nuestra filosofía de trabajo y que todos, absolutamente todos, acaben la sesión felices para que sea considerado un buen trabajo.

Turid: Ok!! sonríe mucho.

Posiblemente la sonrisa que más puedo agradecer como profesional preocupado porque las IAA sean realizadas de forma ética y responsable.

Turid: ¿Y a tus perros se les permite descansar y dormir en las sesiones?

Raúl: Por supuesto!! Dormir y roncar, alejarse del usuario y descansar, elegir no participar… Para nosotros esto es fantástico, un perro que toma decisiones y se le permiten es un perro feliz. Tenemos muchas experiencias con Rumba durmiendo y roncando hasta en ponencias en universidades.

Turid: háblame de tu trabajo como educador canino

Raúl: le explico nuestra forma de trabajar, de forma individualizada y a domicilio, primero a través de un gran análisis del caso para encontrar las fuentes y causas de la situación, atendiendo tanto a lo que los humanos cuentan como a lo que los perros dicen.

Ok!!

Y ahora viene el momento más tenso de la reunión:

Turid: ¿Qué les enseñas a los perros?

Raúl: lo que busco, más que enseñarle a los perros, a los que únicamente pretendo ayudar a ser lo más perros y más felices posibles, trato de educar a las personas.

No estoy de acuerdo con la obediencia, con que los perros deban aprender a obedecer y responder a nuestras órdenes, mi visión de la relación entre personas y perros es mucho más colaboradora y cooperativa, de forma natural.

Turid: mmmm pero qué les enseñas a los perros?

Raúl: creo que hay poco que enseñarles, aparte de a convivir en nuestro entorno que a veces resulta complicado para ellos y ofrecerles aprendizajes para que no aparezcan miedos a causa de todos los estímulos con los que les hacemos convivir.

Turid: mmmmmmmm pero quizás hay cosas que sí debemos enseñar a los perros?

Raúl: claro, podemos crear hábitos adecuados, para que sean ellos quienes a su manera respeten algunas de nuestras normas, como pasear adecuadamente o no comer nuestra comida de la mesa.

Para mí no es la parte complicada, que ayudar o enseñar a un perro es fácil, lo difícil es educar a las personas.

Turid: Ok!! Estoy de acuerdo, los perros no mienten y cuando gruñen no me molesta, pero las personas si.

Raúl: cuando pienso en el futuro no pretendo estar toda la vida ayudando a perros con problemas, sino conseguir que las personas no creen problemas a los perros, educar a la sociedad para que entienda y conviva junto a los perros u otros animales en equilibrio y bienestar entre todos.

Turid sonríe pero me dice que por desgracia siempre habrá perros con problemas, físicos y emocionales y que hacen falta muchos buenos profesionales, tanto para prevenir y educar como para ayudar a estos animales de la forma adecuada.

 

A partir de aquí la cosa ya está más relajada y durante muchos minutos la conversación trata sobre algunas de nuestras técnicas, algunas me dicen que si las hiciera en Noruega la gente se asustaría y llamaría a la policía, que allí son muy fríos y hablar con desconocidos no es habitual.

También tratamos la cuestión de la necesidad de la mejora en el ámbito veterinario, de la formación que reciben sobre perros y los errores que cometen.

Raúl: en la mayoría de los casos podríamos resolver los problemas de forma preventiva, la gente, profesionales y particulares, ignora preocupantemente las etapas de desarrollo y las necesidades de los perros, creando problemas físicos, emocionales y conductuales por errores humanos, por separaciones tempranas, actividades inadecuadas y exigentes…

Para mí una de las formaciones que más disfruto llevando a cabo es precisamente esto y que en parte es gracias a ti y me baso en muchos de tus conocimientos.

Ok!!! Otra sonrisa maravillosa que me hace sentirme orgulloso de mi trabajo y de mi forma de ayudar a los perros desde su nacimiento, evitando los problemas de forma preventiva a través de la educación.

 

Se hace el silencio, repasa las notas que ha ido tomando sobre la conversación, mira a todos los presentes y sonriendo me dice que va a aceptar mi membresía en la asociación PDTE, que me anima a aprender inglés para poder participar más activamente en la asociación y colaborar con todos los demás profesionales para mejorar entre todos.

Lo logre!!! Por supuesto le digo que estaré encantado de colaborar con ellos y para mí será un orgullo pertenecer a la mejor asociación internacional del ámbito canino y que alguien como Turid Rugaas avale nuestro trabajo.

 

A partir de aquí anécdotas, humor, explicaciones sobre algunos de nuestros estudios y proyectos…

Le decimos que es una mujer con una comunicación no verbal muy clara, que le será muy difícil mentir y nos dice que efectivamente, le es imposible, se le ve en la cara su verdad. Sonríe mucho, tanto Sandra como yo le hemos parecido buena gente.

Solo queda hacer la foto final con todos los presentes, a la que se suma Pilar, también de Canidos, que ha llegado recientemente a la reunión.

 

Era hora de volver a casa, más felices y grandes que en el viaje de ida, más que en el 2014 cuando volví con aquella sensación de haber aprendido a entender a los perros.

En esta ocasión no solo se confirmaba que ahora los entiendo sino que además puedo colaborar para que otros profesionales mejoren e incluso explicarle a toda una profesional como Turid Rugaas algunas de mis técnicas y formas de trabajar, puede que en alguna ocasión piense en mi y diga voy a probar lo que me decía este chico de Zaragoza.

 

Un viaje lleno de emociones, un viaje que nos ha hecho crecer y creer en nuestro trabajo más todavía, siempre buscando lo mejor para las personas y para los animales, por encima de los intereses económicos.

 

Gracias a todos y todas que día a día confiáis en Espacio Ítaca para vuestros proyectos, vuestra formación, para ayudaros a vosotros y a vuestros animales. Próximamente tendremos novedades que contaros que esperamos os gusten.

 

Si todavía no conoces lo que podemos hacer por ti y por los tuyos escríbenos a info@espacioitaca.com

 

  1. Pachi Muñoz Reply

    BRAVO chicos!!!!!
    Todo lo bien echo, estará siempre bien echo….
    Besos

    • espacioitaca Reply

      Gracias Pachi, un placer tener a compañeros de profesión, colaboradores y amigos como tú.

      Si lo bien hecho se hace además con el corazón, bien hecho estará 🙂

  2. Pingback: Espacio Itaca » 2º Estudio ¿Qué sabemos de perros?, año 2017

Da tu opinión

*

captcha *