Espacio Itaca logotipo, ir al inicio
Realidad virtual en Espacio Ítaca, Centro Sanitario de Psicología en Zaragoza
18
DIC
2018

Realidad Virtual: Una manera diferente de ver el mundo

 

 

Muchas personas acuden a Espacio Ítaca para mejorar su salud emocional o la de sus familiares.

 

Siempre llevamos a cabo una primera entrevista, llamada “sesión de acogida“, donde se recoge toda la información necesaria para llevar a cabo, en las siguientes sesiones el mejor tratamiento y proceso, que mejor se adapte a las necesidades de la persona que acude a nuestros servicios.

 

Muchos motivos de consulta son problemas derivados de la ansiedad y el estrés, y/o de fobias específicas.

 

Cuando se trata de éstos, normalmente, trabajamos con una secuencia de pasos:

 

1- Toma de conciencia del Estímulo temido y/o que provoca ansiedad y/o estrés: 

“Conocer y observar como se ha instaurado en nuestra conducta y como se mantiene ésta.”

 

2- Técnicas de afrontamiento:

“Técnicas de relajación y control del pensamiento catastrofista.”

 

3- Exposición:

“En imaginación: Acercamiento progresivo mediante técnicas como, la realidad virtual.”

“En vivo: Acercamiento real progresivo a los estímulos fóbicos presentes.”

 

 

La realidad virtual es un entorno controlado de escenas, situaciones u objetos que permiten crear una apariencia real.

Dicho entorno, permite a la persona que lo usa, estar inmersa en situaciones que en la vida real, sería de difícil acceso y a veces, poco controlado.

Se lleva a cabo, mediante gafas de realidad virtual que permiten esa interacción y esa sensación de realidad.

 

 

 

 

Con la Realidad Virtual pueden trabajarse numerosos aspectos que cambian la manera de llevar a cabo, los tratamientos psicológicos, adaptándose a cada persona y situación a trabajar.

 

Se ha probado como efectiva en numerosos tratamientos de distintos trastornos psicológicos:

 

 

 

  • Trastornos de ansiedad: 

La ansiedad es una emoción común y normal que aparece ante situaciones de estrés y que en general, cumple una función útil para poder adaptarnos ante situaciones novedosas y que pueden crear incertidumbre. El problema surge cuando en vez, de alertarnos de una manera adaptativa, aparece  ante acontecimientos sin motivos aparentes y se empieza a generalizar ante otras áreas de tu vida.

Esta ansiedad puede derivar o ser consecuencia, de otros trastornos:

Agorafobia: miedo a los lugares o las situaciones que podrían causarte pánico o sentirte atrapado y por ello, se evitan esos lugares o circunstancias.

Trastorno de ansiedad generalizada (TAG): Es una preocupación persistente y desmesurada por ciertas actividades o situaciones donde es difícil el control y puede afectar al estado físico. Por ejemplo: ansiedad ante los exámenes.

Trastorno de ansiedad social (fobia social): Es la ansiedad, miedo a situaciones sociales, donde se dan sentimientos de vergüenza y preocupación por que otras personas puedan juzgarte de forma negativa. Por ejemplo: hablar en público.

Fobias específicas: se caracterizan por sentir ansiedad cuando te expones a situaciones específicas, que conlleva, en muchas ocasiones a evitar el estímulo temido. Por ejemplo: amaxofobia (miedo a conducir); aerofobia (fobia a volar en avión); acrofobia (fobia a las alturas); zoofobia (miedo a los animales en general) que podría ser por ejemplo, la aracnofobia (miedo a las arañas), y la cinofobia (miedos a los perros); claustrofobia (miedo a los espacios pequeños, pequeños o con poca luz); belenofobia (miedo a las agujas); nictofobia (miedo a la oscuridad); entre otras.

 

 

 

 

  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT):

Se caracteriza por la aparición de síntomas específicos, tras haberse expuesto a un acontecimiento estresante, muy traumático y que tiene puede tener una naturaleza amenazadora y/o catastrófica para la persona.

 

  • Trastornos alimentarios y de la ingestión de alimentos:

    • Bulimia: es un trastorno alimenticio y psicológico, caracterizado por la adopción de conductas en las cuales, la persona come en exceso en periodos de tiempo muy cortos, seguido de sentimientos de culpabilidad, arrepentimiento… y por ello, lleva a la persona a eliminar el exceso de comida a través de vómitos o laxantes.

    • Trastorno por atracón: Sentimiento de ingesta de alimentos de forma descontrolada, pero que a diferencia de la bulimia, no busca contrarrestar el atracón con otras conductas.

 

 

 

  • Trastorno de déficit de atención (TDA):

Se caracteriza por la inatención, hiperactividad y/o comportamiento compulsivo, que puede provocar problemas en distintas áreas de funcionamiento social, emocional y cognitivo, de la persona que lo padece.

 

Además, ofrece la posibilidad de reducir el estrés, mediante herramientas de relajación, respiración y Mindfulness.

 

 

 

 

El equipo de Espacio Ítaca, apuesta por las nuevas tecnologías como la realidad virtual, porque pueden ser una herramienta complementaria, diferente e innovadora, en el acompañamiento emocional de las personas.

 

 

Si quieres contactar con nosotros/as puedes hacerlo en info@espacioitaca.com o en el 655 687 900

 

Artículo redactado por Sandra Gordillo González, psicóloga A-2752 en diciembre de 2018.

 

(Las imágenes pertenecen a la plataforma Psious, empresa con la que trabajamos la Realidad Virtual)